viernes, 10 de julio de 2015

Reflexiones Tenebrosas y Flotantes (26) Primavera pasada

La oscuridad florece. Su simiente se esparce como si ya no quedase más tiempo en su camino.

Luminosas azaleas cantan a la luna, susurrando por unas horas más de luz, unas horas más de calma y plenitud.

Pero nada llega. La paz se alza en su tono más lúgubre, removiendo corazones, quemando gargantas, abriendo vacíos en estómagos que no recordaban que la vida así existía.

Putrefacción es lo único que llega a la pituitaria de los caminantes. Putrefacción interior, desolación, asco pleno por la nada más irritante que se pudieron cruzar.

Ellos mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios alimentan este pequeño rinconcito en la inmensa blogosfera.