sábado, 11 de agosto de 2012

Reflexiones Tenebrosas y Flotantes (15) :DavidMR (@voltiosD3) y sus teorías twiteras nocturnas

Bienvenidos todos a esta nueva edición de Reflexiones Tenebrosas y Flotantes, con una profunda reflexión sobre caracoles. Sí, caracoles. Redactada en Twitter por mi buen amigo David. Lean ustedes:

:DavidMR@voltiosD3

Los caracoles son moluscos gasterópodos provistos de una concha en forma de espiral. Para el que no sepa qué animal... Son unos bichos pequeños, 5 cm de largo (aprox), que se arrastran muy despacio dejando un rastro de baba. Son unos cornudos.

Los caracoles son hermafroditas, son macho y hembra a la vez. A la hora de tener relaciones con otros de su especie (¿Existe la zoofilia en los caracoles?) se turnan ser macho o hembra (esto me lo estoy inventado, no sé si es así).

Existen caracoles de tierra (los de las babas), de mar (los ricos que se comen con alfileres) y unos de pecera muy pequeños que se comen las plantas, y a la vez son comidos por otros peces. Los caracoles se comen. Sí. A mi los de tierra me dan mucho asco, pero para gustos. Se lavan (quitando las babas) y se cuecen (o algo así). Luego se les echa una salsa que puede estar hecha hasta con escamas de dragón. Los de mar saben a mar, están ricos. Los de pecera... para los peces.

¿Utilidad de los caracoles? Para comer y para jugar. Os voy a explicar como se juego con ellos:
El juego con los caracoles es una carrera. Se puede jugar solo o con más gente. Primero tienes que buscar todos los caracoles que encuentres. No sólo cojas grandes, pueden ser más lento. Coge pequeños también. Lávalos para poder tocarlo a gusto, lo recomiendo.

Ahora toca el entrenamiento. Ponlos a todos en una linea y déjales andar. Intenta guiarlos y elige al que más recto y rápido vaya.

 Ahora ponlo junto al del "elegido" del resto de personas con las que juegas y... ¡Que gane el mejor! (marca una meta antes). Recomiendo los recorridos rectos y planos, aunque las carreras verticales son divertidas: De vez en cuando un caracol se despega y cae al suelo aplastado. Já. En la modalidad individual juega con tus propios caracoles.

Hala, ya está. Todo esto no lo sé por experiencia, ¡QUÉ VA! ... Ta' lué'.

Y eso es todo. Interesante, ¿verdad? Quizá otro día vuelva con más reflexiones de este hombre, hasta entonces, descansen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios alimentan este pequeño rinconcito en la inmensa blogosfera.